martes, 3 de junio de 2008

Los principales dioses: Taranis



Aunque Taranis no fue un dios tan conocido como otros, también se cultivó su culto. Y más vale que no nos olvidemos de él, pues es un dios tan poderoso que bien nos podría atacar con su rayo.


Taranis es un dios de la mitología celta, cuyo culto se desarrolló sobre todo en la Galia, Asturias y la Bretaña romana.


Era el dios del trueno, la luz y el cielo, representado como un hombre con barba a pie o montado caballo, portando en una mano un rayo o una rueda, o en ocasiones ambas cosas. Formaba parte de la triada llamada "dioses de la noche" junto a Esus, dios o señor de los árboles, y Teutates, dios guerrero. Al igual que su compañero Teutates, también simbolizaba la lucha; druidas le dedicaban sacrificios, para calmarlo, ya que sus creencias atribuían a Taranis las tempestades y las tormentas, pudiendo "hacer caer el cielo sobre sus cabezas".


Su nombre proviene de taran, trueno, y podría asemejarse con Thor, de la mitología nórdica, o Júpiter, de la romana.